Filosofía práctica

¿ES DIFÍCIL LA FILOSOFÍA?

 

 

La palabra filosofía atemoriza a muchas personas. Les produce una especie de aversión, al asociarla a temas densos, difíciles de digerir con la mente, y que sólo entiende una elite de “iniciados”. Es verdad que la filosofía tiene ramas complejas, como la lógica, la metafísica, por ejemplo, pero que es obligatorio estudiar cuando se cursa la carrera de filosofía como licenciatura o como profesorado. Pero para una persona común y corriente, cualquiera sea su actividad o nivel de estudios, bastará con dar una mirada a la historia del pensamiento filosófico; a algunas obras de Aristóteles y Platón, para adentrarse en el maravilloso mundo de las ideas, del pensamiento profundo acerca de la vida, de la realidad de la vida diaria. Y eso es apasionante. Abre la mente, la expande; ilumina el pensamiento, las ideas se aclaran. En definitiva, se aprende a pensar, a analizar, lo que es muy útil para hacerse una idea propia acerca de cosas tan comunes como la enfermedad, la guerra, la muerte, la política, el amor. Una manera amigable y entretenida de acercarse a la filosofía, es leer el libro “El Mundo de Sofía”, de Jostin Gaarder, un viaje novelado por el mundo del pensamiento universal, comenzando por los grandes presocráticos hasta los pensadores contemporáneos. Es una buena invitación que despertará en muchos el deseo de continuar “filosofando” una vez finalizada la lectura del libro.